DevOps

DevOps o cómo la cultura es clave en los objetivos de la empresa

Actualmente, dentro del entorno actual del mundo de IT, encontramos un término, cada vez más recurrente, asociado a estrategias de transformación digital: la metodología DevOps.

¿Qué es DevOps?

DevOps viene del inglés “Development Operations” (Desarrollo de Operaciones). Hace referencia a un movimiento tanto cultural como profesional centrado en la comunicación, colaboración e integración entre los desarrolladores de software y los profesionales del área de operaciones de IT.

Por ampliar un poco más el concepto y de una manera acertada, usaremos la definición que le da Microsoft:

“DevOps permite que los roles que antes estaban aislados (desarrollo, operaciones de TI, ingeniería de la calidad y seguridad) se coordinen y colaboren para crear productos mejores y más confiables.”

Durante muchos años las empresas de software han funcionado manteniendo a los diferentes departamentos de manera independiente y aislada los unos de los otros. Por un lado, estarían los desarrolladores (buscando innovar, agilizar y ajustar los productos al mercado demandante). Por otro, los de operaciones (que buscan implementar, configurar y optimizar los recursos que les envían los de desarrollo, intentando estabilizar los productos que se generan).

En ese intercambio de información, se suelen producir errores, ralentizando la salida de los productos, ya que ambos departamentos trabajan sin tenerse en cuenta entre sí. Y, aquí, es donde surge DevOps, para crear puentes entre ambos equipos:

  • Fomenta la comunicación con reuniones periódicas.
  • Comparte sus activos gracias a la automatización de procesos.
  • Facilita una integración y retroalimentación continuas.

¿Qué ventajas aporta?

Cuando una compañía implementa la cultura, las prácticas y las aplicaciones DevOps, se generan una serie de cambios positivos en su ecosistema empresarial:

  • Los departamentos responden mejor a las necesidades de los clientes.
  • Aumenta la flexibilidad y la calidad de los servicios y productos que ofrecen.
  • Alcanzan objetivos de comercialización en menor tiempo (alta frecuencia de lanzamientos).
  • Son más competentes en el mercado.
  • Mantienen la estabilidad y confiabilidad de los sistemas.
  • Mejora el tiempo de recuperación cuando se da algún incidente (incrementa la productividad).
  • Disminuyen los costes.

¿Cómo debe ser la cultura DevOps?

En este punto, damos por hecho que la tecnología tiene un gran peso en la automatización y optimización de los procesos que se llevan a cabo en los departamentos de IT. Pero la realidad es que no existe una buena cultura DevOps sin tener en cuenta a las personas que participan en ella. Y, es que, lo importante aquí es el compromiso y el cambio de mentalidad que los empleados deben asumir. Además, se debe crear un entorno que facilite la colaboración entre los de desarrollo y operaciones:

  1. Existe visibilidad entre ambos equipos y se comparten ideas, objetivos y preocupaciones.
  2. La responsabilidad es compartida. Los desarrolladores no solo se centrarán en innovar y en aportar calidad, sino que aprenderán a encontrar la estabilidad de los productos. Por su parte, los operadores de IT, además de dar seguridad y estandarización, apoyarán en los planes de desarrollo inicial.
  3. Los ciclos de lanzamiento se vuelven más cortos. Al ser más ágiles y estar todos más involucrados en el proceso, se genera un progreso. Ya no hay tantos errores en la cadena y se es capaz de reaccionar a tiempo ante las necesidades tan cambiantes del mercado y los clientes.
  4. La mentalidad que se genera es de evolución, puesto que el aprendizaje es continuo. Los departamentos, al retroalimentarse, implementan los beneficios de cada uno, lo que se traduce en innovación para la empresa y aumento de la satisfacción del cliente. El crecimiento es constante.

Bonus. ¿Por qué DevOps debe involucrarse más en iniciativas de RPA?

Todavía hoy existe una gran desconexión entre los diferentes departamentos que tienen las empresas. El papel que desempeña DevOps puede ser crucial para implementar debidamente los proyectos de RPA. La robotización necesita llevarse a cabo integrando herramientas de software, pero también requiere de la comunicación y colaboración de las personas. Si todos los departamentos comparten su conocimiento con los demás, los procesos se enriquecerán y se conseguirán solucionar y prever problemas con mayor rapidez. Esto favorece el funcionamiento de la organización.

Porque, sin un camino claro, las empresas pueden caer en la trampa de automatizar por el mero hecho de automatizar, sin tener en cuenta los objetivos prácticos y técnicos, lo cual es un gran error.

© Correcta - Todos los derechos reservados.